1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

¿Podría el ajo servir para prevenir o curar el cáncer?

El ajo es un vegetal de la familia Allium de plantas bulbosas, es conocido en todo el mundo por sus propiedades medicinales hacia diversas enfermedades infecciosas. El ajo es parte de la cocina de cientos de personas que  son amantes del buen sabor en el ámbito culinario, sin embargo sus propiedades van más allá de la cocina y la mejora de una gripe, el ajo contiene propiedades tan poderosas que incluso es posible que ayude a curar y prevenir las células cancerosas.

Este vegetal se caracteriza por su intenso sabor y en especial por su aroma el cual se queda impregnado en cualquier lugar, sin embargo vale la pena aguantarse el olor y el sabor pues sus propiedades y beneficios hacia el organismo son muchísimos.

El cáncer es uno de los principales asesinos en el siglo actual, sin embargo según algunas investigaciones el ajo contiene muchas propiedades que pueden ayudar a combatir y prevenir algunos tipos de cáncer.

Tipos de preparados de ajo para prevenir el cáncer

El ajo es muy conocido por ser agregado a las recetas de cocina para agregar un toque único y delicioso, sin embargo el ajo al cocerse suele perder muchas de sus propiedades beneficiosas para el cuerpo, se dice que cuando el ajo se cuece se pierden hasta el  90%  de sus enzimas beneficiosas para el organismo, es por eso que los expertos siempre recomiendan consumir el ajo completamente crudo para que así todas sus propiedades puedan ser absorbidas por el cuerpo.

El ajo puede consumir en diferentes presentaciones, ya que en el mercado se pueden encontrar pastillas, tabletas, extractos u otras opciones, sin embargo también se puede consumir el ajo simplemente triturándolo o tragándolo entero.

Un remedio muy antiguo preparado por las abuelitas para aprovechar todas las propiedades anticancerígenas del ajo es el siguiente:

1 diente de ajo

½ limón

1 cucharada de aceite

 Machaca el ajo y mézclalo con el jugo del limón posteriormente agrega el aceite , revuelve bien y  consume de una sola vez.

Este además de ser un excelente remedio para prevenir las células cancerígenas es muy bueno para aumentar las defensas del cuerpo y evitar gripes u otras enfermedades virales.

Si quieres consumir el ajo para aprovechar sus beneficios terapéuticos es importante que lo consumas crudo y al ser posible en ayunas.

Existen evidencias científicas de las propiedades

curativas del cáncer con el ajo

Investigaciones recientes realizadas en los Estados Unidos concluyeron que el ajo puede ayudar a reducir hasta el 50% de la probabilidades de padecer cáncer de estómago, pero… ¿por qué?

Los estudios realizados en Carolina del Norte determinaron que el ajo está compuesto de una gran cantidad de propiedades antibacterianas que combaten en gran manera una bacteria que todos tenemos en el estómago llamada Helicobacter Pylori la cual es una gran estimuladora de la aparición de cáncer de estómago.

Los estudios científicos que se han realizado a través del tiempo con ciertos grupos de personas comprobaron que mientras más alta era la ingesta de ajo crudo en la dieta más bajos eran los casos de cáncer a diferencia de las personas que tienen consumos bajos o casi nulos de ajo.

Una asociación europea que se dedica a la investigación del cáncer y la nutrición que puede ayudarlo a prevenirlo llamada EPIC, relacionó en gran manera el consumo de ajo y cebolla con la reducción de riesgo del cáncer de estómago y colon.

Otras investigaciones en China, Chile y Francia también relacionaron fuertemente el consumo de ajo con la prevención del cáncer tanto de pecho como de esófago y estómago.

No cabe duda que el ajo es un poderoso anticancerígeno comprobado por la ciencia. Sus propiedades van más allá de curar un resfriado o una tos, el ajo también puede ayudarte a evitar el cáncer y por eso es importante que lo agregues constantemente a tu dieta y de preferencia en estado crudo.

¿Cómo podría el ajo prevenir el cáncer?

Los radicales libres se encuentran por todas partes y en altas concentraciones puede provocar un daño en el ADN de las células, aumentando el riegos de la aparición de cáncer.

Los antioxidantes son compuestos químicos que conviven con los radicales libres y los neutralizan haciendo que éstos no causen daño en las células del cuerpo.

Una de las principales fuentes del cuerpo de antioxidantes es la alimentación y por eso es importante tener una dieta alta en dichos compuestos químicos para disminuir las probabilidades de padecer cáncer.

El ajo es uno de esos alimentos ricos en antioxidantes que pueden ayudar a combatir los radicales libres, por otra parte el ajo tiene anti-bacterias que pueden combatir algunas bacterias que se encuentran en el cuerpo y que estimulan la aparición de cáncer.

Cuál es la dosis de ajo recomendable para la prevención del cáncer

Un diente de ajo de tamaño normal diario basta para aprovechar todos sus beneficios, puede consumirse como si fuera una pastilla entero o machacado como en el remedio que te dimos anteriormente.

El ajo también puede comprarse en pastillas y consumirse según la prescripción del producto.

Efectos secundarios de la ingesta de ajo para prevenir el cáncer

Probablemente el efecto secundario más conocido del ajo es el mal aliento que deja, sin embargo para este problema hay muchas soluciones; desde masticar perejil hasta remojar el ajo en vinagre.

A pesar de este efecto secundario, vale la pena consumir el ajo crudo debido a la gran cantidad de beneficios que ofrece.

En algunas ocasiones el ajo puede producir molestias digestivas en las que se encuentra el reflujo y el ardor estomacal.

La inflamación estomacal y los gases pueden ser otro de los efectos secundarios del ajo, sin embargo no se producen en todas las personas.

Consumir el ajo en cantidades moderadas diariamente puede ser muy beneficioso para el organismo por eso te recomendamos que comiences a añadir a tu dieta diaria un diente de ajo ya sea picado, entero o en pastillas. Tu cuerpo definitivamente te lo agradecerá.

Deja tu comentario